lunes, 29 de diciembre de 2008

Sexo, Drogas y Rock & Roll

Tú sabes: Flores, mariposas.. colores basicamente. Todo empezaba a derretirse.

Hace un par de horas atrás todo era San Francisco y Flower Power. Robert Plant nos había hecho el amor unas cuantas veces y Santana se había encargado del resto de la fiesta: mar, arena, palmeras, sol, y todas esas cosas bien caribeñas que él bien sabe transmitir.

Pero luego solo éramos ella y yo, tirados en el medio de la habitación. La energía vital de los años 60 nos habia abandonado. Lo que sonaba en ese momento era exactamente lo que necesitabamos escuchar. The Mars Volta hacía de las suyas de nuevo: placer y psicodelia.

Pronto ella y yo nos hicimos uno con la música. Nos relajamos sobre la cama. Ella se recostó boca arriba encima mio y empezó a moverse, a fregarse sobre mi y mi miembro duro. La temperatura aumentaba, pero nada podíamos hacer allí. Nuestro amigo volvería pronto. Era momento de cambiar de lugar.

Entramos al baño. Nos arrancamos la ropa y en cuestión de segundos estabamos desnudos y matándonos a besos. Mis dedos en su vagina empapada y sus gemidos en mi oido. La subí a la mesada, sus piernas en mis hombros; las abrí y le chupé la concha como nunca antes lo había hecho. Mi lengua danzaba entre sus jugos que poco a poco invadían mi boca. Ella gritaba y tiraba todo lo que habia allí: cremas, botellas, todo. Se retorcía mientras le chupaba el clitoris con fuerza e intensidad. Me agarró del pelo, me trajo hasta su boca. Me besó. Sus flujos en nuestras bocas. "Cogeme" me susurró al oido.

Tuve que apenas pararme en la punta de mis pies, pero la medida era casi perfecta. Ella tirada sobre la mesada, apoyada en el espejo, con las piernas abiertas. No se la metí de una, sino que primero le fregué mi pija sobre sus labios hinchados. Le pasaba la punta toda colorada por su concha mojada. Ella respiraba fuerte y no pudo aguantar mucho. Se la metió hasta el fondo.

Un gemido en conjunto invadió el lugar. Lo hacíamos con ritmo. Yo debía hacer un esfuerzo para entrar y salir por la pequeña diferencia de altura, pero lo llevabamos muy bien. Nos mirabamos en el espejo y eso nos calentaba mucho. Nos mirábamos, nos mordíamos, nos besábamos, yo la cogía. "Sentate que me quiero subir yo" y me sentó en el inodoro.

Se montó en mi. Se movía con buen ritmo e intensidad, siempre bien profundo. Ella entraba y salía mientras yo le chupaba esas tetitas tan ricas que tiene. Pero no era suficiente. Nos paramos y la puse contra la pared. Quería cogerla desde atrás.

Su cara contra la pared y sus piernas bien abiertas. El panorama perfecto. Control y poder. La agarré de la cadera y empecé a cogerla. Ella gritaba y me pedía más. Rápido y furioso era la consigna para hacernos acabar juntos. Y así fué.

The Mars Volta aún sonaba de fondo, las paredes del baño aún se venían sobre nosotros. Desnudos y transpirados yacíamos en el piso. Una ducha rápida solucionó el problema. Pero el viaje apenas estaba comenzando..


~

21 comentarios:

Minerva dijo...

Practicamente sin palabras, calentura pura, que hdp! Lastima que estoy en la oficina, sino corría a acabar con esta situación, a como dé lugar

bel!¡! dijo...

Qué experiencia! Y suerte que había una mesada!
Yo me quedo corta con mi baño! Porque no la tiene! Snif!


Abraxo! (Feliz Año!)

Laperraseescapó dijo...

Uuuffffffff!!!
Como siempre.. no me decepcionás!!!
Ya vuelvo... tengo algo que solucionar!!!

Jjajajaja...

Minerva dijo...

Y bueno, tuvimos que hacer una escapadita al baño de la empresa ;)

Minerva dijo...

Shhhh que mi hombre se me enoja por andar tan desacatada por los blogs jajajajjaa

Julia... dijo...

Waw... sexo psicodélico en el baño. Mejor imposible.
Siempre rematás tus historias con una especie de "continuará..." y dejás a todas deseando más.
Muy bien, muy bien, señor. Siga así!

asi que esto es el sexo dijo...

@ Minerva: Uno nunca sabe las cosas que puede llegar a hacer en la oficina.. puede aliviar mucho el día realmente.
¿Hombres? ¿Y esos que son? Jaja

@ Bel: Si.. pero quedate tranquila que si no habia mesada, nos metiamos en algun lado de seguro..

@ Laperraseescapó: Me alegra satifacerte siempre, mujer. Pero por favor, no te olvides de contarme al oido como lo solucionaste.

@ Julia: Parece que todo funciona a la perfección. Tampoco me gusta terminar la historia diciendo "acabé" y listo. Pero bueno, los remates siempre son importantes.

bel!¡! dijo...

Es que tranquila me dejás, porque te das maña para lo que sea!

Mi baño ya fue inaugurado, pero ahora quiero baño de boliche! Y ninguno se anima, son más bobis!


:)

Faah.- dijo...

Es increíble como lográs calentar a una mujer en cuestión de segundos!
Gracias por el comentario que dejaste en mi blog :)

BLUEKITTY dijo...

UFFF, qué calor y ya ni sé si es el clima o lo que imagino. Creo que debería agarrar el primer cd que encuentre e irme a la casa de mi chico!!

asi que esto es el sexo dijo...

@ Bel!: Cuando la situación se dió, y el nivel de calentura es elevado, no importa si es una mesada, el hinodoro o el mismisimo piso. Coger se coge en cualquier lado.

@ Bluekitty: ¿Cd? ¿Cd para qué? ¿Musica par ambientar? Afortunado tu novio que ni siquiera tiene que hacer el pre. Leyendo por acá lo hiciste solita parece jaja.

Julia... dijo...

Mucho remate y pocas nueces, Señor. Estás debiendo una continuación todavía.

isadora dijo...

Sinceramente..
lei que era en el baño y me perdí.
No necesite leer más.

Que buen lugaaar!

Lo admito:
¡Que ganas!

Con historias como esta después es tan triste ir sola al baño jajajaaj

Psicologa con problemas dijo...

a mi el baño NO PUBLICO no me inspira! y hablo con conocimiento de la causa!

te seguire leyendo.

TucuMALA

martin dijo...

jaja q cursi.

Anónimo dijo...

mundo desconocido.

Rocío Deguer dijo...

Mmmm, sin palabras.

Siempre viene bien una mesada a mano.

María dijo...

Bueh! primer vez que te visito y comento.

Sin palabras!

Puta Desgraciada dijo...

Amo como le pones música a todo... Es lo que primero contextualizo...

Vaya si es que soy sonora.


Baño Público, privado.. Cualquier lugar es bueno cuando hay calentura (ejem... Mentira hay excepciones que no quiero recordar).

portenita dijo...

ahora resulta que soy profeta... :)


felicitaciones, señor Bond.

Maiuska dijo...

por cierto que voy seguido al baño. lindo el texto, me la imagine morocha. y muy inspiradoras tus palabras.aunque por lo general me da mucha paja entrar a leerte ;)-cuac-