lunes, 1 de junio de 2009

Esto es ahora.

Una de las cosas que me fascina de esta vida, y por más redundante que parezca mencionarlo, es que las cosas no pasan hasta que pasan.

Uno puede planear y planear millonadas de cosas pero en el último segundo todo puede tomar un giro innesperado y ser algo totalmente distinto o directamente no ser.
Claramente también está el otro lado de la moneda, aquello que jamás te imaginas que podría ocurrir. Y cuando te querés dar cuenta estás viviendo una situación totalmente innesperada y hermosa.

Justo un día de esos bien feos, en donde lo único que uno quiere es una hermosa compañía para mirar una película y hacer cucharita bien calentitos, me ocurre esto. Lo interesante y divertido de la situación no es que justo se dió con una persona cualquiera, sino que fue justo ella. Ella, con la que pasé tantas cosas graciosas, calientes, divertidas. (y no tan divertidas también) Con ella que tantas veces nos apuntamos con la cámara y compartimos ese mismo amor. Justo con ella que había quedado algo tan pero tan pendiente para mi.

Que bien se siente saldar cuentas pendientes. Que las ganas acumuladas tengan una salida y un desquite al fin y al cabo. Y sobre todo, que sean sin planeamientos ni preámbulos. Un día simplemente de la nada, ocurren.

Y de yapa, que haya sido justo como te imaginabas que sería.



~

14 comentarios:

Lolita dijo...

Es una de las mejores cosas que pasan cuando creés que tu vida ya se tornó en completo aburrimiento.

Ailu dijo...

Cuando llega sin que lo esperes... definitivamente se disfruta mas! El sexo premeditado a veces puede hacer perder el encanto y la intriga de "pasa esta noche, o termino recurriendo a la mano de nuevo?"
=)

Beso !

Juliana dijo...

Qué lindo eso que escribiste, che. El 70% de las cosas que escribí (en cuadernos, no en soportes tecnológicos) hablan de eso mismo. De cómo cuando esperas mucho algo, las cosas no se dan como uno quiere. Y cuando uno no tiene ninguna espectativa, le llegan las más hermosas situaciones.

Siempre me acuerdo de una frase de Miguel Abuelo que dice:
"Y si querés bailar, tendrás que improvisar"

Creo que ahí está la clave. En improvisar, en no estructurarse, en dejar que la vida nos sorprenda.


Te mandé un mail. Espero que lo leas y lo respondas prooontooo.

Marie Augustine. dijo...

Si, saldar cuentas pendientes deja una sensacion de peqeña paz.

Liv dijo...

cuando algo aparece de la nada, se disfruta muchisimo mas. la espontaneidad rompe con lo rutinario, nuestro dia pasa a ser memorable

Julieta dijo...

groso cuando pasa eso, de una!

Perra Infiel dijo...

Me gustó mucho. Me encanta cuando escribís así.

asi que esto es el sexo dijo...

@ Lolita: Creo que es una de las mejores cosas siempre. Las personas que sienten que su vida se torno puro aburimiento necesitan esto y unas cuantas cosas mas aprender.

@ Ailu: Si, es cierto. Se disfruta un poco más de esta manera. Y no sé si hace perder el encanto, sino que es algo distinto.

@ Juliana: "La felicidad es como una mariposa, cuanto más intentes atraparla, más huirá. En cuanto dejes de intentarlo, se posará suavemente sobre tu hombro"

@ Maria Augustine: Definitivamente, es como que uno se saca un pequeño peso de encima.

@ Liv: Yo creo que a la larga, la vida termina siendo pura espontaneidad, porque volvemos a lo mismo... por más que planees....

@ Julieta: "La desaparecida" jaja.

@ PerraInfiel: Así especificamente, ¿Cómo?.

~
Besos!

Sof U. dijo...

meow !


^^

Indignada dijo...

nada mejor que saldar lo pendiente. Y sin esperarlo ya, que bien!!

sofi b dijo...

me encanta como estas escribiendo ahora.

asi que esto es el sexo dijo...

@ Sof U: Guaug ^^

@ Creo que en la vida uno siempre debe saldar aquello que creo pendiente, hacerlo valer la pena.

@ Sofi B: Muchas gracias señorita sin blog ni usuario, esperemos saber algo más de usted!

~
Besos!

Lara dijo...

Hablando de cosas que ocurren inesperadamente... Yo hoy me topé con tu blog.. lo leí medio por arriba, porque en realidad tendría que estar haciendo otra cosa. Me gusto.
Que bueno lo saldar cuentas pendientes.
Yo hace un tiempo saldé una, que obviamente, abrió nuevas. Si queres seguir leyendo a mujeres que escriben sobre su cotidianidad y su va y ven de sensaciones, te invito a que pases por el mio. Un beso

Huyendo de Otro Blog dijo...

Asique saldando cuentas...
A veces esta bueno hacer eso, no dejar nada abierto, cerrar "temitas".

No se como llegue a tu blog, solo se que llegue...