martes, 2 de noviembre de 2010

Mi sonrisa en tu fotografía.

Llegan momentos en donde lo único que me gustaría hacer es simplemente, despegar. Despegarme de vos. Que te despegues de mí. Porque a pesar de la distancia, de vivir en otro barrio, en otra ciudad, prácticamente en otro mundo, todo es sustancia inflamable y pegajosa que me deja quemado e impregnado a tu piel. La imagen en mi retina rechina junto a los dientes que mascan incesantes junto a tu contorno imperfecto.

Mi vida sigue a pesar de la ausencia y así la tuya hace lo propio. Pero estás ahí, y yo también estoy. Tal vez sigo estando en tu mesa de luz, tal vez no, no lo creo realmente. Vos estás acá más cerca de lo que me gustaría y tan lejana a la vez, que me gustaría solo atarte a mis costillas para saberte pegada, húmeda en piel y entrepierna.

Pero no. Leo a otro a través de tus palabras y en altar invoco la angustia. La que producen tus dedos que supieron atravesar con profesionalismo mis más perversos y profundos placeres.

Tal vez solo sé crear galaxias en mi nexo, en mi cuerpo y en mis tejidos. Tal vez como el cuento dice, las cosas no son siempre lo que parecen. Y si realmente nada es como el pequeño ser gris en mí me hace creer, tal vez este deba ser el final de mis palabras, tal vez solo hasta acá tiene que llegar lo que no puedo dejar de bajar desde Venus. Tal vez tenga que dejar de pensarte y escribirte.

Lo haré. Justo ahora.



~

12 comentarios:

K. dijo...

Me da mucha curiosidad saber qué es lo que siente ese corazón en llamas, qué es lo que mueve a esa alma exploradora.
A veces le escribe al viento, a veces a la vida; a veces, parece, a una amante... o a todas y a ninguna en realidad; a veces parece amor, y hoy se tiñe de dolor.

Me da mucha curiosidad. Ya no me produce pena... O sí, pero quiero dejarla de lado ahora; quiero conocer esos rincones donde mi luz no llega.
Aunque probablemente no sea bienvenida. Pero estoy acá, tocando la puerta para invitarte a pasar.

Y tengo un secreto para vos.

Oscuro dijo...

Me resultó raro leerte en ese tono pero me gustó mucho. Es un texto maduro, uno de los que ayudan a mirar para adelante. Ahora a sostener la decisión

Lila Biscia dijo...

me gusto este texto, a pesar de la tristeza que emana.
coincido con oscuro, que me gusta leerte de esta otra manera tambien.
te mando un beso.

Lil.

Carola dijo...

dejar de pensarte, dejar de escribirte

que dificil decision

Amor primario dijo...

No es tiempo de tomar sabias desiciones. No sueltes nada que no esté amarrado.

..que no es poco dijo...

un clavo saca otro clavo linda pero en el medio un rato el dedo sano, nunca es mal plan
como sea
h.

Flowers dijo...

Mucho.

dos entre mil dijo...

~

Basta Fuerte dijo...

Muy bueno el blog, te dejo el mio

http://basta-fuerte-radio.blogspot.com/

Nos leemos, saludos.

Espacio Nuevo Tiempo dijo...

Me encantó, diferente.

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

y bueee, para eso son las costillas.
para levar atado al otro. y para chuparlas con salsa barbacoa, pero ese es otro cuento.

Sabrina dijo...

Hola! te dejo la dirección de mi blog, cuando puedas date una vuelta,

http://sabrina-eremita.blogspot.com/

Un beso