martes, 7 de junio de 2011

Amor sin rodeos.

¿La verdad? No sabía bien qué era lo que me andaba dando vueltas hace un tiempo en la cabeza. Algo había, tampoco le daba mucha importancia, pero anoche me di cuenta qué era. Necesitaba coger. Nada nuevo realmente. Pero coger de esa manera en donde sabes que la otra persona está esperando que la abuses, que pruebes cosas con su cuerpo, que hagas de ella lo que quieras. Coger teniendo en cuenta que la otra persona sabe con quien está jugando. Coger y que no haya barreras. Con una mano sostener su pelo y con la otra, meterle un dedo en la concha y otro en el culo. Acostarme en la cama y decirle: mirate; mirate en el espejo (No, no era un hotel. Una de las paredes de mi habitación es de espejo. Enorme) la cara de puta de mierda que tenés. Mirate en el espejo y fijate como te entra la pija hasta el fondo. Sí... mirate como escupís, mirate como te dan arcadas.

Y ella gime con la pija en la boca. Ella gime cada vez que los dedos entran un poco más. Su boca y mis dedos, al unísono. Finalmente me pajea con las dos manos al mismo tiempo. Una sobre la otra, sobre mi pija. Mis dedos completamente dentro suyo. La locura y el placer terminan por viciarla. Acabo en su boca, ella traga.

Solo eso necesitaba. Y ella también.



~

4 comentarios:

Ottar13 dijo...

...Ahora a a mí algo me da vueltas en la cabeza y no se que es.

zafira dijo...

Hmm increible

Lucila Hausvirth (Haus) dijo...

Sin rodeos está bueno. El tema es cuando el otro no está en la misma onda, hay que usar el termómetro para ver hasta donde se puede llegar.

VERITTO dijo...

Yo creo que no hay nada mejor que tener una persona con quien disfrutar de esa manera y con esa comodidad de que jugamos a lo mismo con las mismas reglas... Me gusta como escribis! Un beso!