domingo, 15 de enero de 2012

Alerta soñada.

En el sueño parecía ser la novia de alguien ó yo tenía esa sensación, a esta altura realmente carece de importancia. Cuando todos se van, quedamos de frente, pegados. Nos miramos a los ojos, le corro un mechón amarillo de la cara e inmediatamente me arrodillo ante ella y su pollera blanca de manchas negras, creo. No lo recuerdo, los sueños son difusos en mi mente.

Tampoco recuerdo haberle bajado la bombacha, o la tanga o lo que sea. Solo recuerdo que paso siguiente a ese, mi boca estaba lentamente apoyándose en la puerta de su concha. Mis labios sobre los suyos y mi lengua deslizándose por su clítoris, por todo su sexo.

Suavidad y humedad. Ella me agarra del pelo en tanto gime con delicadeza y así nos mantenemos. Mis manos recorren sus piernas de los tobillos a la cintura. La sostengo con firmeza mientras mis manos de tanto en tanto, acarician su culo. La rubia que sinceramente, no tengo ni la menor idea quien es ó de donde salió, sigue ahí, en mi sueño, y yo quiero a la pelirroja que no deja de jugar con su pelo.

Tal vez ella es en mi sueño, la pelirroja. Tendría todo el sentido realmente: no sé casi nada de ella, no sé cómo se ve desnuda, como gime en mi oído o como es la perfecta imagen de ella chupándome la pija.

Tal vez es eso, podría ser. La manifestación explícita del deseo. De no saber nada y de querer saberlo todo.

Querer saberlo todo.



~

5 comentarios:

Samara dijo...

Que lindo sueño, no puedo evitar envidiar como escribis.

Luz Prüne dijo...

conoci tu blog hace bastante tiempo, cuando aun era una chiquilla que se escondia para pensar en cosas lujuriosas... te volvi a entontrar :D

Gaby... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sabrina dijo...

Hola! te invito a pasar por mi blog,
http://rabiosoatril.blogspot.com/

Saludos,

Gaby... dijo...

Qué pasa Señor, ya no tiene historias para contar?